Todo lo que es cultura

Cultura es todo lo que la gente hace, lo que piensa, cómo se comporta, todo lo que tiene, pero al interior de un grupo humano. Una serie de códigos, símbolos, red de significados para que nuestra vida sea totalmente manejable en Sociedad. De esta manera podemos predecir la actitud del otro. Por eso saludamos (de cierta manera), entendemos los gestos de lo que hace el otro. Estas son palabras de Alex Huerta, maestro antropólogo de la PUCP, (si le dan clic en el nombre pueden ver el video donde define cultura).

 “La cultura no es una entidad, algo a lo que puedan atribuirse de manera causal acontecimientos sociales, modos de conducta, instituciones o procesos sociales; la cultura es un contexto dentro del cual pueden describirse todo esos fenómenos de manera inteligible”. Geertz. (Zubieta, 51)

Localización geográfica (¿Dónde está?)

Aun la más simple descripción de una sociedad extranjera quedaría manifiestamente incompleta sin la discusión de su localización geográfica y su ambiente natural […] por esto se ha tenido que adquirir un conocimiento topográfico y geográfico. (Lienhardt, 62)

Sería por donde se pudiera comenzar a definir la cultura de un pueblo, desde el reconocimiento del territorio donde está asentado.

Un año de lluvias tardías, arruinando las cosechas y causando hambre, puede significar la dispersión de una comunidad entera obligando a sus integrantes a vivir esparcidos entre vecinos y parientes más afortunados, o a ponerse a merced de extranjeros. De aquí en adelante todas las citas son de Lienhardt. (Por lo que ibídem).

haití.jpg
tenemos el ejemplo perfecto en Mexicali con los refugiados haitianos

La política (¿Cómo se organiza?)

Aristóteles establece en su Política que el Estado es una institución natural, ya que está en la misma naturaleza de los hombres el agruparse para disfrutar de amistad y protección. Hobbes dice que el Estado (como también se suele llamar a la política) se trata de un hombre artificial, una invención necesaria que promueve el bien común de individuos hostiles entre sí, egoístas, que se hacen competencia. (87)

La palabra política deriva de polis, que es pueblo, y aunque su significado se ha tornado oscuro y tendemos a relacionarla más con la corrupción que con el orden, en su base teórica promovía la organización entre personas, teniendo como pilares los valores de justicia, libertad, respeto, etc.

Poblaciones muy numerosas pueden explicar su composición política haciendo referencia a sus antepasados y a su origen. (91)

“Las asociaciones, en gran número y variedad, son particularmente características de los grupos sociales en los estados modernos, donde algunas, como los gremios de obreros, son de considerable importancia política.” (93)

paro_cnte_interior
fuente

La idea de un Estado comprende las nociones de un territorio con límites reconocidos, y de un gobierno para la administración de ese territorio. (94)

El auténtico poder de que están investidos los gobernantes nominales y las diversas maneras en que lo ejercen, varían grandemente de una sociedad a otra. (115)

En ciertas tribus ni los sacerdotes ni los profetas gobiernan; pero tienen autoridad moral y religiosa, sobre la cual, en determinadas circunstancias, podría haberse basado un gobierno más vasto. (118)

También las sociedades han ido configurando su sistema político para que se vuelva más transparente, o funcional; lo que hay que tener en mente es que no es lo mismo un gobernante en la Sierra Tarahumara que un presidente en la ciudad de Tecate. Aunque se pudiera decir que el título es equivalente, las funciones de cada uno terminan desempeñándose de maneras distintas.

lareina.jpg
fuente

La economía (¿cómo sobrevive?)

Política y economía están conectados entre sí desde antes de la industrialización. […] El intercambio de regalos, la cooperación de parentela y vecinos, los ritos religiosos y mágicos que animan y coordinan la labor, y las fiestas y la ostentación, son importantes motivos y fines de la producción. (124-125)

Se ha llegado a cambiar una economía de subsistencias a una economía monetaria. Por ejemplo en Nueva Guinea, los hanuabandanos que solían ser horticultores y que ahora viven en los barrios alrededor de Puerto Moresby trabajan como asalariados. (125)

Trabajando con herramientas simples y frecuentemente en un medio difícil muchos pueblos nunca han sido capaces de acumular y almacenar una cantidad considerable de excedentes. Los grupos cazadores y recolectores —viviendo de mes a mes y aun de día a día de los productos de su trabajo—son ejemplos extremos de la existencia de mano-a-boca característica de las economías de subsistencias en su forma más simple. (126)

nueva-guinea.jpg
fuente

En las sociedades no industriales —aunque el comercio represente algún papel— la redistribución de riqueza es principalmente una transacción simple y directa entre el más pobre y el más rico. El excedente de un hombre se emplea para aliviar las necesidades de su parentela, sus amigos, y sus vecinos, como seguramente ocurre entre las secciones más pobres de la población en el mundo industrial moderno. (128)

Con el cambio de la economía de subsistencias a la economía monetaria por supuesto adquieren mayor importancia la capacidad adquisitiva individual y la capacidad de bastarse a sí mismo. (131)

Los antropólogos sociales se han visto obligados a dirigir su atención a la función social positiva de algunas costumbres que, si se miran desde un punto de vista exclusivamente económico, parecen un desperdicio absurdo y, a veces ruinoso. (ibídem)

quinceañera.jpg
fuente

La unión (¿cómo se van creando los lazos entre la sociedad?)

Mientras que el aparearse es un hecho de orden biológico, el matrimonio es únicamente una creación de la sociedad humana. De manera similar, la familia, y más ampliamente, la parentela, son concepciones sociales, no biológicas. (153)

Las muy diversas formas de matrimonio, familia y hogar, y el manifiesto interés sobre las definiciones sociales, a diferencia de las simplemente biológicas, de parentesco, han sido acompañadas por muchos sistemas de nomenclatura y clasificación del parentesco, muy diferentes de aquellas a las cuales estábamos acostumbrados. (168)

Se consideraría como una actitud hostil, entre muchos pueblos, no usar el término adecuado de parentesco al saludar a un pariente lejano y, por el uso de un término particular […]. (175)

Así, se espera que el hermano de la madre, aunque sea realmente un remoto miembro del clan de la madre, a quien raramente se ha visto, hasta cierto punto se comporte como el propio hermano de la madre, y tiene derecho a esperar que sus ‘sobrinos’ se comporten con él de acuerdo a esta posición. (176)

menonitas.jpg
fuente

Creencias y conocimiento (¿En qué creen? ¿Y qué saben?)

Una de las teorías dice que los seres más primitivos pudieron haber pensando por primera vez en una forma muy básica de religión a raíz de darse cuenta de sus sueños, o al reflexionar sobre la muerte. Después de este misterio se brinca a la idea de la posible existencia de un alma que no es el cuerpo. (186)

La religión y la magia fueron medios para adquirir un conocimiento y un dominio de las circunstancias humanas, y particularmente del mundo físico, conocimientos que después los científicos intentarían comprobar por medio de un método. (187)

La creencia en la hechicería representa una clase de psicología y de filosofía moral-popular. (199)

En una sociedad donde puede esperarse una sanción severa por agresión real, la hechicería permite una agresión imaginaria. La hechicería canaliza el desplazamiento de la agresión, facilitando un ajuste emocional con un mínimo de revuelo en las relaciones sociales. (200)

A ciertas creencias se les puede llamar ‘representaciones colectivas’, donde, al tener el mismo conjunto de ‘presuposiciones’, se confirman mutuamente la interpretación de su experiencia. (202)

La magia, en este aspecto logra sus fines mediante fórmulas y actos que son considerados intrínsecamente afectivos en una forma casi determinista; por lo tanto, (según Frazer), una equivocada forma de ciencia. (203)

judíos.jpg

Por otra parte, la religión comprende un sentido de dependencia de poderes más altos cuya ayuda se suplica y cuya ira se aplaca, pero que no están sujetos en ninguna forma al dominio del hombre. (203)

En algunos pueblos aún se mantienen las categorías de sacerdote, brujo, médico y hechicero en el mismo rango de importancia. (203)

Al hablar de las creencias mágicas y religiosas y los ritos, estamos considerando las particulares aprensiones humanas respecto al orden subyacente del mundo, las maneras de descubrir y anunciar ese orden y los medios de adaptarse a él. (205)

musulmanes.jpg

Como las creencias religiosas y mágicas comprenden definiciones de orden físico, intelectual y moral, parte de la práctica religiosa consiste en intentar descubrir las relaciones existentes entre ese orden y los sucesos y situaciones particulares de la vida humana. Las prácticas religiosas y mágicas, de este modo, se relacionan a menudo con la investigación de verdades que, según se ha pensado, deben conocer los hombres por su propio bien, y las cuales van más allá del conocimiento común o de la deducción puramente racional. (226)

En realidad nos tenemos que detener a detallar mucho más cada uno de los conceptos planteados anteriormente: tierra, gobierno, creencias, economía, ciencia; ya que a su vez las anteriores no nada más nos hablan de religiones, de mitos, de tradiciones, de administración, tipos de trabajo, escuelas, instituciones, estratos socioeconómicos, distribución de los bienes, establecimiento del orden, castigos, vicios, gustos, tipos de consumo, lazos, etc.

En realidad cultura significa todo, solo que para reconocerla hay que intentar partir de lo general a lo particular, y también ubicarlo dentro de una línea del tiempo para saber qué ha cambiado, cómo y por qué. En este momento, con cierta violencia, todo está cambiando y cuestionando todo, estamos en una sociedad global e interconectada que está transformándose constantemente, a veces tan rápido que es difícil notarlo.

Bibliografía
Lienhardt, Godfrey (1966) Antropología social. Fondo de Cultura Económica. México: 2004
Zubieta, Ana María (2000) Cultura popular y cultura de masas. Paidós. Argentina: 2000
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s